Trump y Putin, quienes aparecen en una foto del pasado, conversaron este jueves, por teléfono, en el marco del 75 Aniversario del Día de la Victoria (del estado federado sobre Alemania de la era nazi).

Redacción El Dossier

El ofrecimiento ha sido realizado por el presidente de EEUU, Donald Trump, a su homólogo de Rusia, Vladimir Putin, en una conversación telefónica producida, el último jueves 7 de mayo, para conmemorar el 75° aniversario del Día de la Victoria en Europa (del estado federado sobre Alemania de la era nazi), indica una nota informativa del portal China Xhinua News.

(Haz click aquí para ver la nota original del portal China Xhinua News)

Trump y Putin, en la conversación telefónica, discutieron el progreso para derrotar a la pandemia del coronavirus, y el mandatario estadounidense, quien postulará a su reelección en los próximos comicios, dijo que su país está listo para proporcionar asistencia a Rusia, indica un comunicado de la Casa Banca.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su homólogo de Rusia, Vladimir Putin, no solo conversaron sobre asuntos de la COVID-19 sino también sobre el control de armas, informó la Casa Blanca, precisa China Xhinua News.

«El presidente Trump reafirmó que Estados Unidos está comprometido con el control efectivo de armas, que incluye no sólo a Rusia, sino también a China, y espera futuras conversaciones para evitar una costosa carrera armamentista», señala el comunicado de la Casa Blanca.

China ha reiterado en repetidas ocasiones que no tiene intención de participar en las negociaciones para el llamado control trilateral de armas con Estados Unidos y Rusia.

En 2010, Washington y Moscú firmaron el Nuevo Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (Nuevo START), que estipula los límites en la cantidad de ojivas nucleares desplegadas y de sistemas de despliegue estratégicos para ambos países. El Nuevo START, el último tratado de control de armas nucleares que queda en vigor entre las dos superpotencias nucleares, expirará el 5 de febrero de 2021.

El acuerdo puede ampliarse otros cinco años con el consentimiento de los dos países. Rusia ha expresado su voluntad de extender el tratado, mientras que la administración Trump aún no ha respondido oficialmente.