Escribe: Roberto Erausquin Hurtado

Gerente de Tecnologías de Información

¿Sabías que el uso de internet, email o simplemente guardar información en digital causa el 2% de las emisiones de CO2 (dióxido de carbono) a nivel mundial?

Si esta tendencia se mantiene para el 2019, la contaminación generada será mayor a la que generan todos los aviones civiles del mundo.

Entendamos de qué manera generamos contaminación: ¿te has puesto a pensar que internet, o “la nube” funciona porque en algún lugar del mundo hay servidores que requieren de energía, y que está energía genera contaminación?

Lo mismo sucede con cada email no borrado, o foto guardada en la nube.Cada disco duro externo con data de antaño que raramente volveremos a utilizar ha sido fabricado consumiendo recursos naturales, y cuando finalmente los desechamos tardarán años en biodegradarse, cada USB, CD o memorias de cámaras que en lugar de borrar para reutilizarlas, simplemente guardamos y compramos una nueva.

¿Qué podemos hacer para reducir esa contaminación?

No se trata de no volver a usar internet, se trata de realizar un “reciclado digital”. Me refiero a eliminar los emails que ya no necesitaremos, borrar archivos de la nube que ya cumplieron su objetivo, o de hecho, no subirlos a la nube innecesariamente.

Incluso, dando un paso más radical: no generando data o tráfico innecesariamente. Este post está consumiendo recursos y generando polución digital. ¿Valió la pena publicarlo? ¿También vale la pena publicar la foto de mi café de Starbucks, o mandar una cadena a cientos de amigos?

¿Lo habían pensado? La vida digital tiene un impacto en la naturaleza. Vivámosla de manera responsable.

El experto en tecnología de la información, Roberto Erausquin.