El proyecto de ley de deshacinamiento de penales podría ser aprobado hoy en el Congreso. El penal de Lurigancho, que aparece en esta foto, está atiborrado de presos con detención preventiva y sin sentencia (Foto: AP).

Redacción El Dossier

Si bien el pleno del Congreso ha iniciado el debate del dictamen de los proyectos de ley 5110, 5115, 5139, 5149 y 5150, que propone establecer medidas excepcionales para impactar positivamente en deshacinamiento de población penitenciaria y centros juveniles por Covid-19, la congresista Carolina Lizárraga Houghton (Partido Morado) ha advertido, en su ponencia virtual de hoy, que ese documento posee riesgos para el sistema de justicia del país, en caso sea aprobado, puesto que “elimina, en la práctica, la figura de la comparecencia con restricciones y la ampliación de prisión preventiva, limitando el trabajo de jueces y fiscales, lo que abre un riesgo para la sociedad y la impartición de la justicia”.

(Mira aquí el debate en vivo del Congreso)

(Lee aquí el dictamen de los proyectos de ley 5110, 5115, 5139, 5149 y 5150  de la comisión de Justicia)

(Lee aquí y descarga la ponencia de la congresista Carolina Lizárraga)

(Pd: Hasta el cierre de esta edición, el debate de la aprobación de los proyectos de ley 5110, 5115, 5139, 5149 y 5150, que propone establecer medidas excepcionales para impactar positivamente en deshacinamiento de población penitenciaria y centros juveniles por Covid-19, entró en un cuarto intermedio y es muy probable que la votación se pueda retomar hoy (se reprogramó el pleno para las 9.30 p.m.).

¿El sistema judicial podría verse afectado en caso se apruebe el dictamen sobre el deshacinamiento de penales? Parece que sí. Así lo ha advertido la congresista Carolina Lizárraga Houghton (Partido Morado), quien ha señalado que la propuesta de dictamen de los proyectos de ley 5110, 5115, 5139, 5149 y 51 50 elimina, en la práctica, la figura de la comparecencia con restricciones y la ampliación de la prisión preventiva, limitando el trabajo de jueces y fiscales, “lo que abre un riesgo para la sociedad y la impartición de la justicia”.

La congresista Carolina Lizárraga, del Partido Morado, expuso su ponencia a través del pleno virtual.

 

“El proyecto de dictamen se ha enfocado en su sentido más literal y simplista para resolver el problema: “abramos las cárceles” obviándose el riesgo social que se transmite a los peruanos en su día a día”, sostuvo la legisladora.

(Ojo: El Dossier ha corroborado que el dictamen de los cinco proyectos de ley pone como excepciones 13 delitos, entre ellos terrorismo, lavado de activos y crimen organizado, por lo que los investigados por el caso Odebrecht no se podrían beneficiar).

Lo más peligroso en el dictamen –dijo la legisladora morada- es que la cesación de prisión preventiva para los mayores de 65 años no establece supuestos de procedencia conjunta si no alternativa. “Si leemos de manera sistemática en este supuesto no se le exige vinculación con el COVID”, comentó.

“Tengamos cuidado con las ‘normas de contrabando´-añadió- ya hemos sido testigos de innumerables intentos políticos por liberar a sus conocidos”.

Sostuvo que la propuesta no tiene coherencia legislativa porque por ejemplo termina por excluir la comparecencia con restricciones. “Es decir -acotó- que se apliquen reglas de conducta y solo mantener una comparecencia simple, ¿acaso olvidan que durante la pandemia también se han visto actos delictivos?”.

Planteó modificaciones al dictamen para corregir que los fiscales que imponen la ampliación de la prisión preventiva para los casos de delitos de menor gravedad sean investigados.

“Esta pandemia nos ha enrostrado la realidad que denunciamos desde hace años quienes hemos vivido día a día la tragedia de los procesos penales. El hacinamiento no es producto de la pandemia, ni es responsabilidad de nuestros jueces y fiscales, sino que es producto de la indiferencia de los gobernantes de turno”, señaló la legisladora y precisó que el gobierno del presidente Martín Vizcarra también tiene responsabilidad pues hasta ahora no ha llevado a cabo una verdadera reforma penitenciaria.