Así se creó la ola del Frepap (antes del virus covid 19)

655

Una mirada a la victoria del Frepap y cómo serán las campañas políticas en la era del coronavirus. ¿Todo volverá a ser lo mismo después de la cuarentena?

Por Juan Carlos Chamorro

@juancchamorro

(Opinión)

No encuentro las palabras precisas para escribir el título del pequeño trabajo que estoy realizando sobre la sorpresiva campaña política del Frepap, su derrota a los partidos tradicionales que, al final, no superaron la valla electoral del 5% así como el futuro que nos espera.

Este trabajo, primero, lo quise llamar «Así se creó la ola», porque quería explicar cómo se fabricó esa sorpresiva victoria; después, no me decidí entre estos dos títulos: «El triunfo de los más olvidados» y «La victoria de los discriminados y subestimados»; y, de un momento a otro, nos cayó encima el covid 19 y mis planes cambiaron.

Después de conocerse los resultados oficiales de las elecciones congresales, me propuse investigar un poco sobre cómo se realizó la campaña de marketing político del partido fundado por Ezequiel Ataucusi (es un trabajo que aún no he acabado).

Un mes antes de que el presidente Martín Vizcarra declare el estado de emergencia,  el pasado 8 de febrero, entrevisté a David Chauca, militante del partido del símbolo del pescadito, más conocido como el «hincha israelita», quien me contó cómo fue la performance de su agrupación en la zona sur de Lima y en el resto de la capital.

Si bien él vive en Villa María del Triunfo, recorrió no solo su distrito y sus zonas aledañas sino casi toda la ciudad. Lo hizo a abordo de su taximoto, con un pescado gigante de metal -el símbolo de su partido- sujetado en la parte trasera y un altavoz o megáfono con el que invitaba a la gente a votar por ellos.

Si bien el éxito de las campañas de Donald Trump y del Brexit (el referéndum sobre la permanencia de Gran Bretaña en la Unión Europea que acabó con la victoria del «No») se focalizaron en explotar al máximo las redes sociales (el presidente de EEUU no aceptó ninguna entrevista o debate en TV, salvo en Fox, su medio aliado; el periodista Ignacio Ramonet ha escrito un análisis sobre ese tema), Frepap hizo todo lo contrario.

El partido de los barbudos apostó por el marketing político tradicional -para algunos, obsoleto- de la campaña casa por casa (tocar la puerta de los hogares, recorrer las calles y extender la mano de la gente, tomarse un selfie o una foto, vale decir, el mensaje cara a cara; sus candidatos, además, no fueron los engreídos de los entrevistadores de los grandes medios de TV).

Más allá de todo ello, Chauca ha asegurado que su partido no tuvo un jefe de campaña y menos un equipo de expertos en las redes sociales que difundiera sus actividades. Al Frepap, entonces, no le quedó otro camino que salir a «atacar» las calles, cómo él mismo lo explica.

Debido al covid 19, no podría presagiar cual será el panorama sobre cómo se realizarán las campañas políticas de los  partidos en las próximas elecciones y mucho menos asegurar que debido a la pandemia estas solo podrían realizarse, ahora, en las redes sociales, debido al aislamiento como una medida restrictiva para no adquirir el virus (¿adiós mítines o debates televisados en vivo y solo por redes sociales como Facebook o Instagram?). El futuro del marketing político, creo que por el momento, es incierto.

Comparto la entrevista con David Chauca (el «hincha israelita» y militante del Frepap).