336

Juan Carlos Chamorro

@juancchamorro

Más allá del reciente reportaje difundido, en el programa Panorama, que revela la existencia de una obra del gobierno del expresidente Alberto Fujimori que aparece en la planilla de pagos de la caja 2 de Odebrecht, resulta inevitable sacar a la luz un desconocido y millonario negociado que realizó el exmandatario Pedro Pablo Kuczynski durante los años 90.

Este nuevo capítulo de la vinculación de Odebrecht con PPK, que contó con la generosidad de un decreto supremo promulgado por Alberto Fujimori, confirma que los dos exjefes de Estado  y la empresa brasileña son viejos conocidos.

Por un lado, enciende los reflectores de que PPK no vio por primera vez a los directivos de la compañía brasileña, en el año 2005, con la firma de la carretera Interoceánica Sur, megaobra por la que el expresidente Alejandro Toledo cobró presuntamente una coima de 20 millones de dólares.

La sociedad empresarial de PPK con la empresa brasileña Odebrecht comenzó varios años más atrás, en el verano de 1996, durante el segundo gobierno de Fujimori.

Todo empezó el 16 de enero de 1996, cuando Kuczynski Godard y su socio colombiano Eduardo Elejalde Arena ingresaron como flamantes miembros del directorio de la empresa peruana Cosapi S.A., puesto que ambos eran representantes de la compañía The Latin America Enterprise Fund.L.P. (LAEF).

Documento de Cosapi, guardado en Sunarp, donde aparece el ingreso, en el año 1996, de Kuczynski y Elejalde al accionariado de la constructora peruana.

Pero para que ello ocurra, la offshore panameña The Latin America Enterprise Construction Holding INC (LAECH) firmó un convenio de estabilidad jurídica con la Comisión Nacional de Inversiones y Tecnologías Extranjeras (CONITE), adscrita en esos años al Ministerio de Economía y Finanzas (hoy Proinversión), para que pueda ingresar desde Panamá al Perú USD 10,3 (10 millones 300 mil dólares).

La empresa The Latin America Enterprise Fund. L.P. (LAEF), representada por Kuczynski y Elejalde -a través de la sociedad con la empresa The Latin America Entreprise Construction Holding INC (LAECH), que era una offshore fundada en Panamá- pudieron, por lo tanto, adquirir el 25% de las acciones de la empresa Cosapi invirtiendo esos USD 10,3 millones a en las arcas financieras de dicha empresa constructora.

Convenio de estabilidad jurídica firmado, en 1996, entre LAECH y la CONITE (hoy Proinversión).

La referida offshore panameña, entonces, tuvo la luz verde para firmar ese convenio de estabilidad jurídica con la CONITE gracias a los decretos legislativos N° 662 y 757 y al Decreto Supremo 162-92-EF, que había sido rubricado por el expresidente Fujimori hacía cuatro años atrás.

 

Decreto Supremo 162-92-EF, rubricado por el expresidente Fujimori, abrió las puertas para que las offshore puedan traer dinero desde paraísos fiscales a Perú, tal como ocurrió con la empresa panameña LAECH, utilizada por PPK para comprar acciones en Cosapi.

Lo que llama la atención es que en el citado decreto supremo -que está vigente hasta la actualidad- no coloca ningún candado para que las empresas offshore puedan ingresar dinero de inversión desde paraísos fiscales a nuestro país.

 

Factor Fujimori

 

El convenio firmado por la CONITE y la referida offshore indica textualmente que este se celebró “al amparo de lo dispuesto por los Decretos Legislativos N° 662 y 757, asi como por el Decreto Supremo ~ 162-92-EF” (el referido decreto supremo titulado “Reglamento de los Regímenes de Garantía a la Inversión Privada” fue firmado por Alberto Fujimori , su expremier Alberto Pandolfi, su exministro de Economía, Carlos Boloña, entre otras exautoridades).

Después de la firma de ese convenio, PPK y Elejalde se convirtieron en accionistas de la empresa Cosapi S.A. y, por eso, fueron nombrados miembros del directorio puesto que, el 3 de junio de 1996, The Latin America Enterprise Fund.L.P  (LAEF) “compró a través de la sociedad Latin America Enterprise Construction Holding Inc. (LAECH Inc.) el 25% de las acciones de COSAPI S.A.”, según un comunicado oficial que Cosapi dio a conocer, a la opinión pública, el 25 de agosto de 2016.

 

La partida de creación N°11010368, que reposa en la Superintendencia Nacional de Registros Públicos (Sunarp), recuerda los consorcios que formó Cosapi con Odebrecht cuando PPK fue director de esa constructora peruana entre 1996 y 2001.

Consorcio con Odebrecht

En 1996, PPK compra acciones en Cosapi, con dinero de la off shore panameña LAECH, y, después, la constructora peruana forma el consorcio BCO con Odebrecht y Brechtel. Estos documentos de Sunarp así lo confirman.

Por ejemplo, uno de esos consorcios entre Cosapi y Odebrecht fue Bechtel – Cosapi – Odebrecht (BCO), que se constituyó, en el año 1997, para realizar el proyecto Camisea.

 

En ese mismo año, el apoderado de la empresa brasileña era Antonio Luiz Santos Costa. Este hecho se desprende del documento firmado por los mandatarios del referido consorcio.

En el año 2016, Cosapi confirmó la millonaria inversión de PPK en su empresa, a través de la off shore panameña LAECH.

En el acuerdo suscrito el 23 de diciembre de 1997, Antonio Luiz Santos Costa, Andrés Arias Congrains, Antonio Lancione y Maxwell Patrick Wade fueron designados como apoderados del consorcio BCO que tenía como objetivo llevar adelante el proyecto Camisea.

LAEF, según el mismo comunicado de Cosapi, era un fondo de inversionistas institucionales internacionales administrado por Kuczynski, “razón por la cual él formó parte de nuestro directorio en representación de sus inversionistas, hasta el 16 de julio de 2001”.

“En septiembre de 2007, LAEF transfirió la propiedad integra de LAECH Inc. a un grupo de inversionistas peruanos (actualmente LAECH S.A.C.)”, concluye el mismo documento de la empresa.

Sin embargo, lo que no dice el comunicado es que, posteriormente, Gerardo Sepúlveda, exsocio de PPK, ocupó el cargo que Kuczynski dejó vacío en esa empresa, pero por un corto tiempo.

¿Kuzcynski y Cosapi tendrán algo que agradecerle hoy al ingeniero Fujimori?

Pd:

Una parte de esta historia de millonarios negocios empresariales traídos a Perú desde un paraíso fiscal -como es Panamá- fue publicada, hace dos años, por este periodista en su cuenta personal de Facebook, pero ese informe fue bloqueado por dicha red social. ¿Volverá a pasar ahora lo mismo?

 

Compartir