Mónica Tovar vive en la urbanización Santa Catalina , pero creció en el populoso barrio de El Porvenir. Quiere ser la primera alcaldesa de su distrito. En esta foto aparece al medio de simpatizantes durante una caminata en la que tuvo la oportunidad de recoger las necesidades de los vecinos.
263

¿Es posible que a través de una cámara de vigilancia se pueda identificar a una persona? La candidata al sillón del distrito de La Victoria, Mónica Tovar García, explica que “es posible” a través de un software que realiza un match o un cruce de información entre la imagen del rostro de la persona que capta un equipo de video y un banco elaborado con la data del Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec).

“Los mecanismos de seguridad ciudadana de Asia y Europa utilizan ese sistema de reconocimiento facial y, ¿por qué no se puede traer esa tecnología de punta a nuestro país?”. Esta reflexión sale descargada del plan de propuestas de la candidata edil, quien subraya que con esa iniciativa no está inventando la pólvora, puesto que se trata de una iniciativa que fue presentada a las municipalidades, por una importante empresa de tecnología de vanguardia, en noviembre del año pasado, en un conocido hotel capitalino.

El reconocimiento facial a través de cámaras se utiliza en Europa y China. ¿Por qué no se puede aplicar en La Victoria para luchar contra la delincuencia?

La joven candidata asistió a dicho evento, recuerda, cuando todavía trabajaba en el área de Transparencia de la municipalidad de Jesús María, donde asegura haber acumulado experiencia ya que se trata de uno de los distritos modelo en seguridad ciudadana y progreso.

Esto quiere decir que las administraciones ediles han tenido en sus manos, en estos últimos meses, la posibilidad de implementar el referido software de seguridad ciudadana en nuestra capital, pero no lo han hecho. ¿Por qué?

Mónica Tovar, quien quiere ser la candidata outsider o la competidora sorpresa de su comuna, asegura que ella sí va a llevar adelante ese moderno sistema. “Para hacer cambios o reformas, solo hay que tener la voluntad de hacerlo; pero ya, a corto plazo”, añade con entusiasmo.

Próxima a graduarse como abogada y nieta de la dirigente y coordinadora del vaso de leche, María Esther Aguilar, en caso Mónica Tovar, de 26 años de edad, obtenga el mayor respaldo de votos en las próximas elecciones, podría convertirse en la primera alcaldesa en la historia de La Victoria.

Ella sería, además, la segunda autoridad más joven de su distrito; el primero fue Manuel Augusto de la Torre Díaz, quien ocupó ese cargo a los 23 años de edad, entre 1929 y 1930.

Veremos lo que ocurre en el camino de esta dura carrera electoral pues como decía el psicoanalista francés Jacques Lacan: “para hacer tortillas, primero hay que romper huevos”.

Compartir